Control de la administración por parte de los tribunales ordinarios y especiales.